Noticias

Sobre ruedas silenciosas

Para menores emisiones y carreteras más tranquilas: durante los próximos tres años, ABT e-Line está listo para convertir hasta 20,000 vehículos Volkswagen Caddy y Transporter a propulsión eléctrica. DACHSER se encargará de la adquisición, el almacenamiento y los suministros de producción de los componentes eléctricos necesarios.

DACHSER se encarga de los suministros, el almacenamiento y la producción de los componentes eléctricos necesarios.

Ruido, humos, atascos kilométricos: la situación del tráfico en muchas ciudades pone a prueba la paciencia de conductores y residentes por igual, especialmente durante las horas pico. A medida que la entrada a las áreas del centro se vuelve cada vez más restringida para los vehículos diésel más antiguos, los conceptos de tráfico inteligente para los centros de las ciudades tienen una gran demanda, incluidos los vehículos libres de emisiones para el retail, el comercio y la industria. ABT e-Line, un especialista en movilidad eléctrica con sede en la región de Allgäu, en el sur de Alemania, es un Volkswagen Premium Partner y ha estado convirtiendo a los populares vehículos comerciales T6 y Caddy en eléctricos desde el otoño de 2019.

Con el e-Caddy y el e-Transporter que ofrecen rangos de unos 160 y 140 kilómetros respectivamente, estos vehículos son especialmente atractivos para las empresas que pueden estimar fácilmente su radio de entrega y desean ir libres de emisiones durante el último kilómetro. Convertir el T6 y el Caddy en vehículos eléctricos implica más que solo una batería: el proceso también requiere un gran conjunto de elementos para los vehículos, los cuales deben adquirirse, recogerse y luego entregarse a la empresa a cargo del trabajo.

Por mar desde Asia a Alemania

El papel de DACHSER en esto es manejar todos los aspectos de la logística a lo largo de toda la cadena de suministro en nombre de ABT. A través de su red ROAD europea, el proveedor de logística envía los componentes a su sucursal en Langenau cerca de Ulm, Alemania, donde se almacenan. Para cada vehículo que se va a cambiar, el equipo de almacén de DACHSER ensambla un kit que consta de 120 artículos y lo entrega a otro socio del proyecto ABT por medio de un shuttle. Mientras tanto, DACHSER Air & Sea Logistics garantiza que los módulos de batería se transporten de manera segura a Alemania, enviándolos directamente por mar desde Asia al fabricante de baterías con sede en Memmingen. A partir de ahí, la batería terminada se monta en bastidores de transporte especiales y se entrega a través de la red ROAD de DACHSER en camión, al socio del proyecto, que luego realizará la conversión del vehículo.

“Dado que tenemos cuatro socios en el proyecto trabajando todos juntos, es particularmente importante contar con un proceso logístico sólido que se haya desarrollado y coordinado con anticipación. Es la única forma de garantizar que todo funcione sin problemas”, afirma Michael Geschwentner, Manager de Contract Logistics en DACHSER Langenau. El proyecto se implementó paso a paso durante un período de 18 meses con pruebas repetidas para afinar los procesos. Las operaciones comenzaron oficialmente a fines de 2019 y la capacidad se está reduciendo gradualmente. Durante los próximos tres años, 20.000 Caddy y Transporters se convertirán a propulsión eléctrica y harán su parte para que nuestras carreteras sean más limpias y silenciosas.

Contacto Thais Meroni